Yoga

En ocasiones, hay quienes se sorprenden cuando insisto en apuntar que la palabra Yoga no tiene traducción y, por lo tanto, se escribe con “y” para respetar su origen que se enraíza en la lengua sánscrita. Yoga deviene del prefijo: yug que significa unión. El Yoga es una disciplina espiritual que abraza la ciencia y el arte. Yoga es un camino de autodescubrimiento y  realización del ser humano. Nos detenemos a observar dos de las principales acepciones de su raíz sánscrita “yug”:

1. Unión de lo humano y lo divino
2. Método y preparación para ser alcanzados por el estado de unión

Beneficios del yoga

Cuerpo Físico (Annamaya Kosha)

✓ Equilibrio de los cinco elementos:
Tierra, Agua, Fuego, Aire, Éter
✓ Mejora de los sistemas corporales en su totalidad
✓ Incremento de la fortaleza osteomuscular, aumentando la resistencia y la flexibilidad de
las articulaciones
✓ Optimiza las funciones digestivas
✓ Favorece la salud cardiovascular
✓ Regula las dinámicas glandulares
✓ Equilibra el Sistema Nervioso

Cuerpo Energético o Pránico (Pranamaya Kosha)

 Mejora la respiración
 Aporta estabilidad emocional y equilibrio
 Facilita la relajación y el descanso
 Permite el buen funcionamiento de las percepciones sensoriales

Cuerpo Mental (Manomaya Kosha)

 Profundiza y aumenta la capacidad de concentración, atención y memoria
 Habilita la observación para comprender el funcionamiento de la mente
 Favorece un estado de paz interior, calma y confianza
 Facilita la expresión de la espontaneidad y aporta un criterio personal genuino

Cuerpo Psíquico o intuitivo (Vigñanamaya Kosha)

 Experimentación de la autoconsciencia
 Despertar de potencialidades, de facultades superiores de la mente
 Expresión de la creatividad
 Manifestación de la intuición – conocimiento directo – de la sabiduría

Cuerpo Causal (Anandamaya Kosha)

◾ Integración de todos los Cuerpos
◾ Estado de Existencia en Presente
◾ Expansión de Consciencia Pura
◾ Experiencia de Armonía y Bienaventuranza

Cuerpo Causal (Anandamaya Kosha)

◾ Integración de todos los Cuerpos
◾ Estado de Existencia en Presente
◾ Expansión de Consciencia Pura
◾ Experiencia de Armonía y Bienaventuranza

Viniyoga

«No es la persona la que debe adaptarse al Yoga sino el Yoga el que se adapta a la persona». 

Sri Khrisnamacharya.

La bella cita de Sri Krishnamacharya apunta al modo de practicar que imparto desde hace más de veinte años. El linaje de Viniyoga lo desarrolla T.K.V. Desikachar (1938-2016), el hijo de Sri. Krishnamacharya. Se trata de un sistema que pone el acento en las necesidades de cada individuo, en el proceso de autodescubrimiento y transformación de cada ser humano, teniendo en cuenta: las condiciones de edad, salud, el estado físico, alimentación, e incluso el modo de vida de cada practicante.
Por lo expuesto, es fácil entender que sería preferible impartir las enseñanzas del Yoga a cada persona de manera individual. Ahora bien, en occidente nos hemos habituado a compartir la práctica grupal lo cual requiere de cierta responsabilidad para cada persona. La escucha consciente del cuerpo es una de las más bellas y profundas experiencias de comprensión y respeto que alcanza el adepto en poco tiempo. A través de la escucha se agudiza el sentido de responsabilidad al que me refiero en la práctica. La escucha consciente del cuerpo ayuda a reconocer los límites del movimiento; a respetar las zonas más sensibles o frágiles; a descubrir las necesidades puntuales y las debilidades que han de ser potenciadas y, lo que es más difícil, aprender a obedecer y respetar los mensajes que el cuerpo transmite.

Hatha Yoga

Yoga es una ciencia y un arte. El Hatha Yoga actúa a través del control del cuerpo y las energías vitales para equilibrar las funciones orgánicas. La intención del Yoga es sincronizar al ser humano con el Ritmo de la Naturaleza; de manera que el cuerpo físico y el cuerpo etérico se ejercitan para despertar las fuerzas vitales latentes. En el Yoga los movimientos son lentos, graduales, armónicos, se realizan combinados con las posturas (Asanas) y todo ello se coordina y acompaña con la respiración. El objetivo es purificar y sensibilizar el organismo para que pueda apartar los obstáculos o eliminar las fricciones que causan dolencias y enfermedades. Hatha Yoga conduce a una exploración del potencial del cuerpo y utiliza a este como vehículo para la autoexploración. El Yoga ayuda a observar los dolores corporales, las actitudes incorrectas, las respiraciones defectuosas y los desequilibrios en el caminar, con la intención de abrir la conciencia a una mayor comprensión del equilibrio y la armonía. Hatha Yoga es también una vía de realización. Al desarrollar la consciencia y aprender a equilibrar la respiración se favorece la integridad, la coherencia interior, y el ahorro de energía.

Yoga Terapéutico

Se trata de sesiones de Yoga grupales, que se basan en un encuentro inicial y personalizado con el profesor, a través de una plataforma on line, para comentar las causas que generan sufrimiento a nivel físico, emocional o mental.
En la entrevista se decide conjuntamente un plan de acción, a medio y largo término, adaptado a las necesidades y condiciones de cada persona y se pauta un seguimiento semanal. De manera que cada semana el profesor marca unas pautas distintas, que requieren ser exploradas progresivamente mediante la práctica de Yoga, para ir avanzando en el proceso recuperación funcional osteomuscular; aprender a gestionar las cargas emocionales; serenar la mente para equilibrar los desajustes de estrés o depresión y orientar a la persona hacia una vida más armoniosa y saludable.